Jovencito frente a madura hambrienta

0
1.745 visitas



No hay nada mas peligrosamente excitante para un jovencito que encontrarte con una desesperada madura cachonda con ganas y sitio para follárselo al instante. Este chico sale de la ducha con una toalla puesta nada mas para cubrirse y claro, resulta una tentación para esta abuela rusa que lo agarra por la toalla bien fuerte y se lo atrae hacia ella buscándole que se saque el rabo para hacerle una mamada de esas que te dejan los ojos en blanco y el chico se de cuenta de que eso no son mas que los preliminares de la gran follada que le va a meter. El joven, riéndose escandalizado por la situación, intenta zafarse como puede sin llegar a conseguirlo por mucho que lo intenta. Al final, dadas las ganas que tiene la mujer de demostrar lo que sabe hacer con la polla de un joven, claudica y se deja hacer sin pensar ni por casualidad que ese polvazo va a resultar ser uno de los mejores que le van a pegar en toda su vida. A muchos que no somos tan jovencitos como el protagonista de nuestro vídeo de hoy, ya nos gustaría volver a su edad para que nos hicieran una faena de estas características.