Ella se hacía la chula y él la revienta con la polla

0
1.950 visitas



Esta vendedora de pisos recibe a un fornido cliente al que pretende venderle el piso en el que se encuentran y la madurita vendedora se hace en todo momento la chula dominante hablándole de forma prepotente como si no tuviera tiempo para atenderlo y metiéndose con él en todo momento por sus dudas acerca de comprar definitivamente la vivienda. El hombre, que al principio se muestra sumiso e interesado por la compra, comienza a sentirse incómodo por la forma en que ella le trata y empieza a perder la paciencia, ya que jamás nadie le había tratado de esa manera y piensa que la mujer se está pasando cuatro pueblos a la hora de dirigirse a él. En un momento dado y completamente harto de tanta chulería, se levanta de la silla y se dirige hacia ella para darle la vuelta contra la mesa y subirle la falda del vestido de forma decidida y sin mediar palabra. Ella, completamente alucinada y enojada, le recrimina su actitud y no para de intentar dominar la situación, pero de nada le va a servir, ya que este tío es un bruto y un bestia que no piensa consentir ese tipo de trato y le va a dar una lección que no solo es que no vaya a olvidar en su vida, si no que además cuando acabe le va a tener que rogar que lo vuelva a hacer de nuevo, por que menudo polvazo que le mete allí mismo. La pone sobre la mesa con las piernas abiertas y apartándole el tanga comienza a meterle los dedos a lo bruto para masturbarla bestialmente y ella de repente se queda que no sabe ni que decir ni que hacer. momento que aprovecha él para introducirle la polla sin contemplaciones a la primera y comenzar a embestirla de tal manera que a poco mas y la tira de la mesa.